Entradas

7 TRUCOS para alcanzar Tu Paz Mental

 

7 Trucos para alcanzar tu Paz Mental

 

 

Poca gente sabe que hay una fórmula infalible para tener paz en tu mente.Cuando la consigues, una sensación de calma y comprensión absoluta te invaden. Tu consciencia se expande y tu interpretación de la vida cambia por completo.Si prefieres seguir viviendo con ese torturador diálogo interno, no sigas leyendo. Pues una vez sabes la solución no hay marcha atrás.

 

¿Cómo funciona la mente humana?

Lo primero es entender cómo funciona nuestra mente:

1º PENSAMIENTO 2º EMOCIÓN 3º COMPORTAMIENTO 4º RESULTADO

Tantas veces que te has preguntado, “Si me va todo bien, si debería estar feliz, ¿Por qué me siento agobiada, frustrada, deprimida…?

Sólo tienes que darte cuenta de qué pensamiento tuviste, justo antes de esa emoción que te incomoda.

De la misma manera, si los resultados que estás obteniendo no te gustan, el origen vuelve a ser los pensamientos. Cambia tus pensamientos, esto te llevará a sentir emociones agradables, que te harán compórtarte diferente ante las mismas circunstancias y todo ello dará resultados sorprendentes.

¿Qué base científica tiene esto?

Las palabras tienen el poder de curarnos o enfermarnos.

¡Cuidado con lo que te dices a ti! Y como utilizas tu vocabulario. Este simple cambio puede llevarte a emociones, comportamientos y resultados más positivos.

El Dr Masaru Emoto lo demostró en este curioso experimento con el agua. Y teniendo en cuenta que somos principalmente agua, más te vale tenerlo en cuenta y aplicarlo.

Disfruta del vídeo, es muy cortito e inspirador: https://youtu.be/_g8FibYoiRA

 

Truco 1: Observa tus pensamientos. Toma cada día más consciencia de tu diálogo interno.

Y en cuanto te pilles en un pensamiento de miedo, odio, rencor… sustitúyelo por lo que quieres conseguir o vivir. Y borra ese macabro escenario que de momento sólo está en tu mente y estás a tiempo de cambiarlo.

 

Truco 2: Cuando te vayas a dormir, o en cualquier momento del día…

visualízate con tu objetivo ya cumplido, y concéntrate mucho en los detalles de la escena, ¿a qué huele?, ¿qué sonidos hay?, ¿cuáles son los colores predominantes?, ¿temperatura?, ¿qué percibes en tu piel?, ¿cómo te sientes?, ¿cuál es tu emoción en esa escena?

 

Truco 3: Regálate palabras y pensamientos bonitos.

    • Cada día me siento mejor
    • Soy capaz de conseguir todo lo que me propongo
    • Me amo y acepto tal como soy
    • Me comprometo conmigo a seguir avanzando y mejorando cada día
    • Me merezco ser feliz y doy los pasos adecuados para serlo
    • Soy una persona única y tengo mucho que aportar al mundo

 

O cualquier otra frase empoderante que se te ocurra. ¡Atención! Siempre en PRESENTE y en POSITIVO.

Concéntrate en lo que quieres conseguir, no en lo que quieres evitar.

 

Truco 4: Deshazte de lo que NO que necesitas (ropa, zapatos, utensilios de cocina, adornos…).

Cuanto más despejada esté tu casa y tus armarios, mayor será tu paz interior. Es un descanso incluso para el alma.

Vende lo que no hayas utilizado en el último año, dónalo, regálalo, lo que quieras, pero alivia tu vida de cargas innecesarias.

 

Truco 5: Descarga tu agenda.

Deja de hacer tantas cosas que no te apetecen y no te aportan paz. No hagas todos los días esa llamada sin nada que contar, no te obligues a ciertas visitas, a estar en lugares o actividades que te incomodan.

Te aseguro que cuanto más te respetes a ti misma, más lo harán los demás. Sé auténtica.

 

Truco 6: Vive tu propia vida

No la que otras personas diseñan para ti. Y al mismo tiempo, deja que los demás también tengan la capacidad de elegir y decidir sobre sus actos y su futuro.

Cuando te responsabilizas de vivir y mejorar tu vida, estás tan concentrada, tienes tantas cosas nuevas e ilusionantes que hacer, que no tendrás tiempo de mirar qué están haciendo los demás. Vive sin juicio y responsabilízate de tu destino.

Truco 7: Medita 10 minutos cada día

Preferiblemente antes de salir a la calle. Busca un sitio donde no te molesten y olvídate del móvil.

Siéntate con la columna recta y cierra los ojos.

Respira con el abdomen (como lo hacen los bebés y los animales) y si te es posible sólo por la nariz. Y cuenta exhalaciones. Cada vez que inspires hincha el abdomen, cada vez que espires cuenta 1, la siguiente 2, y así sucesivamente.

Lleva toda tu atención a la respiración y a los números. Si algo te distrae, date cuenta y vuelve a empezar. Este sencillo ejercicio te aportará paz y una claridad mental maravillosa si lo practicas a diario.