María del Mar Sastre


Siempre he sentido la inquietud de conocerme a mí misma, y de saber qué capacidades y/o dones tenía dentro de mí. Descubrirse a una misma es un auténtico reto porque a veces nos pueden los miedos, la pereza, las resistencias... así que con ganas empecé por mi cuenta a informarme de los diferentes tipos de terapias a los que yo podía tener acceso, y me llamaron la atención la Numerología y la BioNeuroEmoción.

Tomé la decisión de empezar con la Numerología, y fue un acierto acercarme a Eva, porque esta consulta fue ese salto que necesitaba para iniciar lo que yo me estaba pidiendo: saber por qué estoy aquí y para qué, cómo desarrollar mis potencialidades y descubrir las que estaban todavía dormidas.

El trabajo que estoy llevando a cabo con Eva en BioNeuroEmoción ha cambiado mi visión tanto de mí misma y mis ancestros como de la vida en general, que miro ya desde una perspectiva mucho más amplia y optimista.

Recomiendo sin duda estas terapias para cualquiera que quiera y necesite mirarse a sí mismo, y el acompañamiento y asesoramiento terapéutico de Eva en ello sin duda.


Isabel María García


Antes de descubrir la BioNeuroEmoción observaba que en mi vida se sucedían habitualmente las mismas circunstancias y acontecimientos.

Mis pensamientos eran repetitivos y siempre me decía “¡otra vez me vuelve a pasar lo mismo!”. Me daba muchísimo coraje y me sentía prisionera de esas situaciones a pesar de mis intentos por cambiar las cosas. Tenía la sensación de estar en una espiral de la que no sabía cómo salir. Todo esto se traducía en noches en las que a cuatro de la mañana me despertaba y no había forma de volver a dormir hasta pasadas unas horas, con el consiguiente cansancio al día siguiente.

Tras plantearle a Eva mi situación, me ofreció varias alternativas y opté por la BioNeuroEmoción. Con ella descubrí muchas cosas desconocidas cargadas de un gran significado y mucha coherencia. Así fue como pude entender lo que me ocurría y sobre todo encontrar mi verdadera vocación profesional. Actualmente me estoy formando para el día de mañana poder trabajar de lo que realmente me apasiona.

Soy muy consciente de lo que ha ocurrido. Siento que es lo mío y además recibo muchas señales de que mi camino es el correcto. Si al leer estas palabras alguien siente que le ocurre algo parecido le animaría a solicitar una cita con Eva para trabajar esta técnica y descubrir lo que le realmente le ocurre.


Mar Sánchez Izquierdo


Desde hace unos años, he buscado en algunas ocasiones ayuda de personas formadas que me proporcionasen herramientas para mi crecimiento interior...

Pero en la etapa de la mujer de más de 50 años, en la que me hallo, la persona que realmente me ha hecho dar un giro importante y que me ha enseñado muchísimo sobre la gran relación que tenemos con el universo los seres humanos ha sido Eva...

Ya hace unos seis años en su centro, asistí a sesiones informativas que me sanaron en su momento... estaban conducidas por Eva y vi como tenía una energía especial ...

He hecho un taller de abundancia, otro de BioNeuroEmoción y desde entonces algo importante ha cambiado en mi interior .... sobre todo, la creencia de que nuestro subconsciente está impregnado de conflictos procedentes de nuestro transgeneracional.

Creo que Eva tiene dones naturales para ayudar a las personas a encontrar su potencial, y ama dar su conocimiento en busca del bien de la humanidad, en busca del cambio de consciencia que nos hace falta para ser mejores con nosotros mismos y con los demás.


Macarena Martínez


He descubierto la BioNeuroEmoción y es apasionante. Es un recurso muy importante para conocerte y reubicarte en tu camino personal a partir del estudio de tus síntomas físicos…asombrosamente cierto y clarificador. Requiere un compromiso personal con una misma, pero también el “acompañante” es un punto de arranque inicial clave. La visión de ti mismo que él te aporta es básica.

Con Eva Tejado es muy fácil, te lo hace sencillo y lo explica de modo que lo ves rápidamente.

Personalmente me ha ayudado en muchas ocasiones ya que es una profesional muy comprometida con la persona que la requiere, y tiene la virtud de hacer las preguntas justas con las palabras más adecuadas que te reconducen al entendimiento y al equilibrio de ti mismo.

Gracias Eva, te llevaré siempre en mi corazón.



Marta Agudo


Y Sí, después de aquella tarde todo cambió...

Realicé mi consulta de Numerología en un momento de mi vida en el que me sentía apática, apagada, en el que para mí nada tenía sentido, ni siquiera yo misma.

Siempre he presumido de conocerme a mí misma pero descubrir de dónde venía mi personalidad me hizo cambiar, me ayudó a aceptarme e incluso puedo decir que a perdonarme muchas cosas que tenía pendiente conmigo misma y no lo sabía.

Desde aquel momento tomé las riendas de mi vida de manera diferente, con una energía que nunca antes había sentido. Noté y sentí cómo todo mi Ser cambió.

Yo no sabía lo que buscaba en la Numerología, recuerdo que leí que te ayudaba a crecer como persona y accedí. Ha sido mucho más que crecimiento personal, pero es algo que cada uno de nosotros debería experimentar, ya que yo no encuentro palabras para definir tal sensación.

Gracias al Universo por cruzar a Eva en mi camino, por su buen trabajo y su buen hacer.


María del Mar Santiago


"Conocí a Eva en un momento en el que necesitaba cambiar mis hábitos alimenticios y lo que descubrí fue verdaderamente sorprendente, nuevas ideas “conscientes” que nunca antes hubiera pensado. En este tema aún me queda mucho camino por delante, pero los cambios que he ido realizando han sido importantes y han mejorado mi bienestar y salud.

También he recibido consultas de Bioneuroemoción y Numerología. Estas terapias son las que más han cambiado mi vida. Desde entonces todo ha sido una constante evolución y un maravilloso crecimiento personal. Amor, serenidad, armonía y felicidad acompañan ahora mis días.

Es cierto que todo esto ha sido posible gracias a Eva, que me acompañó en cada paso y en cada momento como solo ella sabe hacerlo, con naturalidad, sencillez y humildad. Eres maravillosa y única. Te aprecio muchísimo y te deseo lo mejor. Gracias por todo y por tanto."



Sara Paredes


En plena crisis existencial, tras una ruptura de pareja y sin saber hacia dónde encauzar mi vida fui a encontrarme con este ángel llamado Eva.

En primer lugar hice la bioneuroemoción, dispuesta a sanar las relaciones familiares y a descubrir qué “mochila” me estaba cargando de cada uno de mis antepasados. Tras esto vino la numerología que me descubrió lo que soy, lo que más armonía trae a mi vida y, aunque me parecía mentira y a veces no me sentía identificada con las cosas que me decía, desde que me he encontrado a mí misma sólo me atraen las cosas que en su día la numerología me dijo. Después vino la charla sobre alimentación consciente y me inicié en Reiki, pues a pesar de haber comenzado un poco escéptica en estas cosas fui confiando en todas las herramientas que Eva me proporcionaba porque con cada una de ellas mejoraba mi vida.

Pero lo que sin duda me hizo “click” fue leerme su libro, me hizo tomar conciencia de la importancia de cuidar también la alimentación, de cuidarnos el alma pero también el cuerpo porque como yo misma dije “cuando comía fatal me sentía fatal”.

Tener una sesión con Eva no es simplemente llevarte un sinfín de herramientas para el alma, es contagiarte de esa paz que irradia, de esa seguridad que transmite y de esa dulzura que siempre tiene la palabra correcta en el momento que más lo necesitas, siempre sales diciendo “¡yo puedo con todo!”. Como un día le dije: “No hay mejor maestra del alma ni mejor guía espiritual, ¡eres pura magia! una varita mágica que te toca el alma y te transforma”

Gracias de corazón por haber cambiado mi vida.


Leo Sayago


Eva llegó a mí, o yo a ella cuando fue el momento adecuado.

Había oído hablar mucho de ella, pero nunca había prestado atención, incluso llegaba a molestarme sus comentarios sobre la alimentación.

Pero bien todo era parte de mi proceso, no me daba cuenta que era mi ego el que veía y escuchaba por mí.

Al final la encontré, llego a mi ser y me hizo comprender que todo pasa por algo, que nuestro camino, es como tiene que ser para que aprendamos y seamos conscientes de todo lo que nos rodea.

A todo esto me llevó el Reiki, y después comprendí a través de la bioneuromocion cuál es mi papel, mi misión y así a un continúo aprendizaje y conocimiento de mi misma.

Por todo ello mil gracias Eva, gracias por encontrarte y encontrarme.


Estefanía García


Soy Estefanía García, conozco a Eva hace casi cuatro años y desde entonces mi vida ha cambiado mucho. Cuando la conocí mi alimentación era muy diferente a la de ahora, estaba constantemente con dolores de garganta, infecciones,... y como consecuencia, tomaba muchos medicamentos; vivía con mis padres, me preocupaba mi futuro, el qué dirán y muchas otras cosas...

La primera vez que hablé con Eva fue en un taller de alimentación que ella impartía, en ese momento algo en mí despertó; posteriormente asistí a más talleres suyos, he leído su libro, me ha hecho reiki, y también, bioneuroemoción. Desde que la conozco, he puesto en práctica cada conocimiento que me ha transmitido y he cambiado mi alimentación, mis síntomas han desaparecido, me he independizado y mis miedos ya no son tan grandes.

Trabajar con ella es maravilloso, he aprendido y sigo aprendiendo muchísimo, siempre tiene una solución para todo, me gustan sus consejos, transmite felicidad... me ha ayudado a crecer y evolucionar a nivel físico, mental, emocional y espiritual.


Lorena Molinero


Me ha encantado el libro, mil cosas que el mundo debe leer y poner en práctica. Personalmente, procuro darle atención a todo y soy alguien que se cuida por dentro y por fuera, pero realmente me encanta reafirmar los conocimientos con lecturas como esta.

Mil gracias de verdad. Lo recomendaré, porque confío y me encanta todo lo que promueves


Agua Murillo


Desde este espacio, y para aquel al que pueda interesar, comento mi experiencia respecto al nuevo libro de Eva Tejado. Ya leí su primer libro, un referente para el día a día, para usarlo de consulta frecuente, resuelve e ilustra una amplia gama de consejos, terapias, rutinas, alimentos, hábitos saludables en general para el progreso y crecimiento continuo de la persona, todo ello con el fin último de mejora de nuestro bienestar diario y plenitud en su más desarrollado concepto.

En su nuevo libro, se amplían y mejoran todos estos aspectos, y se incorporan novedades muy interesantes. Agradezco el esfuerzo, dedicación y generosidad, al compartir con todos nosotros sus conocimientos, formación, experiencia y pruebas, para que podamos seguir evolucionando con esta valiosa información. Animo sin duda a leerlo y/o escucharlo, cada capítulo es un nuevo aprendizaje, aspectos que nos ayudan en nuestra vida y sencillos de poner en práctica. Gracias a lo que nos cuenta, he podido añadir nuevas rutinas diarias que me hacen sentir mejor.

Por lo que respecta al formato, me decidí claramente por el pack Ebook + Audiobook. Soy de las “clásicas” que me gusta el formato físico para leer; no obstante, y dado el tipo de vida acelerada que nos generaliza, reconozco que me ha encantado poder contar con el Audiobook, me ha permitido, fácilmente, acceder a todos y cada uno de los contenidos del libro, escuchando directamente a Eva, todo un lujo. En muchos casos, la sensación ha sido como si la tuviese a mi lado físicamente. Asigno a este formato numerosas ventajas, desde mi pequeño mp4, he podido escucharlo en cualquier momento y lugar, al pasear, montar en bici, hacer las tereas del hogar, y un largo etcétera; se trata de una herramienta fabulosa.

Infinitas gracias Eva por tener presente, al editar tu libro, a todas aquellas personas que nos beneficiamos de ambos formatos. Y gracias por tu inagotable generosidad al compartir todo tu saber.

Gracias, gracias, gracias.

Agua Murillo



Olga Magro


Con Eva he conseguido llegar a conocerme mucho más de lo que creía saber de mí. Y cada día aumenta mi conocimiento.

Gracias a los masajes con ventosas empezó todo, luego los grandes descubrimientos de la BioNeuroEmoción y por último me formó como Maestra de Reiki.

Eso fue lo máximo. Te agradezco que hoy estoy viviendo donde quiero con la persona que más quiero y haciendo lo que quiero.

¡Mil gracias preciosa!!!